Skip to main content
INFORME DE USUARIO

Robert-Bosch-Krankenhaus GMBH

MEJORA CONTINUA PARA MAYOR CALIDAD

Estudio de casos


Aplicación
Monitorización de pacientes

Jochen Geiger

Director de la UCE del hospital Robert Bosch

Jochen Geiger

Bruno Dos Santo

Vicedirector de la UCE del hospital Robert Bosch

Bruno Dos Santo

Todos los hospitales y todas las clínicas, independientemente de su especialidad, tienen siempre un mismo objetivo: el bienestar y la recuperación de sus pacientes. Por tal motivo, cada área de estas instituciones trabaja constantemente a la par para alcanzar este objetivo. En este marco, el suministro centralizado de productos esterilizados posee un alto grado de responsabilidad al tener que proveer productos sanitarios acordes a normas, reglamentos y directivas específicas, así como conformes a las recomendaciones de la Comisión de Higiene en Hospitales y Prevención de Infecciones (KRINKO, por sus siglas en alemán) y del Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios (BfArM, por sus siglas en alemán), y poner estos productos a disposición de todas las unidades que tratan con pacientes.
En el hospital Robert Bosch de Stuttgart, Alemania (Robert-Bosch-Krankenhaus), dicha actividad es asumida por la Unidad central de esterilización (en adelante, UCE). Porque aquí también se preparan productos sanitarios. Entre otras cosas, es importante que se documenten los procesos de preparación y que los productos sanitarios que deban prepararse se agrupen sin errores en los más diversos kits de acuerdo con listas de empaquetado predeterminadas. A comienzos del último año, en Stuttgart, se tomó la decisión de mejorar el sistema de IT existente en la UCE y equipar los «puntos de empaquetado» con ordenadores nuevos.  Para este proyecto, el hospital de Stuttgart contó con el apoyo de la empresa Rein Medical GmbH (en adelante, Rein Medical).


CONTROL DE CALIDAD DIGITALIZADO


La Unidad central de esterilización es un área con altos estándares de higiene. Para abastecer a todas las unidades que tratan con pacientes dentro de una institución con productos sanitarios preparados de manera correspondiente, se deben respetar estrictamente numerosas leyes, reglamentos, directivas y las recomendaciones de la KRINKO y del BfArM. Asimismo, todos los procesos y procedimientos cuentan con pasos establecidos de manera precisa y exacta. En este marco, la entrega de productos sanitarios intachables y empaquetados sin errores a las unidades correspondientes constituye un objetivo primario. Y así es también en Stuttgart. «El principio de la mejora continua ya ha sido señalado como la base de nuestro trabajo por nuestro fundador Robert Bosch en 1940. Por este motivo también, nuestra UCE cuenta con la certificación ISO 13485», afirma Bruno Dos Santos, vicedirector de la UCE en el hospital Robert Bosch y director de proyectos, destacando el compromiso con la calidad en la institución. «Siempre se debe aspirar a mejorar la situación existente. Esta es una máxima de nuestro fundador Robert Bosch que nos tomamos a pecho y, por eso, durante el último año, hemos reflexionado acerca de cómo podemos continuar optimizando nuestros procesos», comenta Dos Santos, exponiendo la situación de partida.


APOYO DE EMPRESAS EXTERNAS ESPECIALIZADAS


«Sabíamos que queríamos mejorar el sistema existente, pero también la infraestructura tecnológica», explica Jochen Geiger, director de la Unidad central de esterilización del hospital Robert Bosch. «Por este motivo, buscábamos una empresa que pudiera equipar los 18 puntos de empaquetado de nuestra unidad en función de nuestras necesidades», continúa Geiger. Los responsables de Stuttgart recurrieron tempranamente al apoyo de Rein Medical. La empresa experta en tecnología sanitaria de Mönchengladbach desarrolla y produce hardware y software, y, además de la integración completa de soluciones de vídeo para el quirófano, ofrece, entre otras cosas, hardware con propiedades higiénicas acordes a las altas exigencias del día a día hospitalario. «Nuestro distribuidor Roeser Medical (en adelante, Roeser) nos recomendó el trabajo de Rein Medical y nosotros hemos seguido esa recomendación», cuenta Dos Santos cómo tuvo lugar el primer contacto con la empresa externa. «Anteriormente, ya habíamos conversado con Roeser sobre nuestras necesidades particulares en relación con la nueva IT de la UCE», afirma Dos Santos y elogia la ayuda de su distribuidor. «Podíamos confiar en que se haría frente a ellas», continúa Dos Santos.  Klaus Schleehuber, asesor de productos sanitarios de Roeser, también considera que la intensa cooperación resultó ser un factor de éxito en esta situación: «Trabajo en el asesoramiento del hospital Robert Bosch desde hace muchos años y acudo a las instalaciones, por lo menos, una vez a la semana. De este modo, hemos podido ayudar de forma óptima en el análisis del equipamiento necesario para los puntos de empaquetado.»


DEFINICIÓN CLARA DE LAS EXIGENCIAS E IMPLEMENTACIÓN


El futuro equipamiento tecnológico de la UCE de Stuttgart disponía ya de criterios establecidos en relación con las herramientas de los puntos de empaquetado.  De este modo, además de que los ordenadores cumplan con estándares de higiene especiales, sobre todo, se debía asegurar una calidad de imagen óptima y un manejo intuitivo.  «En relación con los ordenadores, para nosotros era particularmente importante que su manejo sea sencillo, que puedan desinfectarse y que la carcasa no tenga aberturas», explica Dos Santos. Con el objetivo de cumplir con todas estas necesidades, Rein Medical recomendó a los responsables de Stuttgart el sistema CLINIO 324 C, un ordenador multifunción desarrollado y fabricado en las propias instalaciones para el día a día del trabajo sanitario que dispone de un frente totalmente plano, sin bordes de goteo o elementos de mando que sobresalgan, y que no tiene aberturas de ventilación y, de este modo, es absolutamente higiénico. «Nuestros sistemas CLINIO son muy eficientes y pueden adecuarse y ampliarse en función de las necesidades», afirma Bernd Schmidtke, director de ventas de Rein Medical en Alemania, explicando las ventajas del producto. «Por eso, en Stuttgart, hemos equipado todos los ordenadores con una pantalla táctil», continúa Schmidtke. Gracias a la pantalla táctil, los colaboradores y colaboradoras de la UCE han ganado notablemente en comodidad a la hora de ingresar información y, además, la seguridad al momento de ingresar datos se ha incrementado de forma sensible en Stuttgart. «Al principio, nuestros colaboradores y colaboradoras eran algo escépticos en relación con las pantallas táctiles», reporta Dos Santos, «pero ahora están todos muy satisfechos y no quieren que reemplacemos nunca el manejo a través de la pantalla.»
Las aplicaciones de programas necesarias en los puntos de empaquetado y las listas de empaquetado se muestran en los monitores y pueden editarse sin problemas. Incluso, es posible manejar la pantalla táctil con guantes.


AMPLIAS PRUEBAS QUE SIMPLIFICAN LA DECISIÓN


Después de la presentación, los ordenadores CLINIO se probaron completamente, en primer lugar, en la UCE. A tal fin, Rein Medical había puesto a disposición del hospital Robert Bosch una instalación de prueba. En el transcurso de toda la etapa de prueba e, incluso, después, la UCE pudo confiar en el soporte del departamento de IT propio del hospital. De este modo, los responsables del área de IT de Stuttgart evaluaron, por un lado, tanto la calidad, como el rendimiento de los ordenadores. Por otro lado, el departamento de IT del hospital Robert Bosch, también era el responsable de instalar el software de la aplicación. «Estamos contentos de haber podido colaborar también desde nuestras instalaciones en la etapa de prueba», informa Patrick Blank, responsable de proyectos del área de IT del hospital Robert Bosch. «De este modo, hemos asegurado, entre otras cosas, la compatibilidad del software de la aplicación con pruebas prolongadas», completa Blank.
Ambas partes elogian el trabajo conjunto ameno y constructivo. «Durante la extensa prueba, hemos podido expresar deseos también de nuestra parte que Rein Medical abordó rápidamente y, sobre todo, resolvió sin inconvenientes», expresa Dos Santos su satisfacción. Entretanto, los 18 puntos de empaquetado de productos esterilizados de la UCE del hospital Robert Bosch ya están trabajando con los ordenadores de Rein Medical. Gracias al apoyo del departamento de IT del hospital, el sistema comenzó a funcionar en el plazo establecido después de la etapa de prueba, en el transcurso de tan solo 4 semanas.


LAS DESTACADAS CARACTERÍSTICAS DE LOS PRODUCTOS Y LA COOPERACIÓN CON CONFIANZA ASEGURAN EL ÉXITO


No obstante, en Stuttgart, la satisfacción con Rein Medical no se reduce solo a la optimización de productos y procesos. El resultado final de todo el proyecto, así como de los ordenadores instalados, también fue absolutamente positivo. «Nos hemos sentido asesorados perfectamente y en buenas manos desde el comienzo con nuestras personas de contacto en Rein Medical y Roeser», resume Bruno Dos Santos. «El trabajo conjunto entre todos los involucrados se desarrolló de manera intensiva y sin complicaciones», explica Dos Santos. «Este era un punto muy importante para nosotros, dado que queríamos cooperar activamente con nuestro departamento propio de IT en este proyecto.» Los beneficios del nuevo equipamiento tecnológico en la UCE de Stuttgart pueden observarse con claridad: «Ahora, nuestros puntos de empaquetado son significativamente más higiénicos, intuitivos, ergonómicos y seguros», resume Dos Santos en una oración las fortalezas más importantes desde su punto de vista. Sin embargo, el vicedirector del área destaca también el cómodo manejo del software y la compacidad de los ordenadores CLINIO como ventajas notables.